martes, 8 de marzo de 2011

LOS PRINCIPIOS CONTABLES

 


           

En la Contabilidad los fenómenos patrimoniales son medidos y evaluados a través de principios de la Contabilidad generalmente aceptados.

Los fenómenos son medidos en una dimensión temporal relativa (periodicidad) y también son valorados en una dimensión temporal-espacial (empresa en marcha) con la cual se proyecta.

La formalización de los posibles racionales en Contabilidad son los principios y normas contables.

La forma de formalización contable es a normalización contable, es decir, respaldar los principios y normas contables aplicables a determinado contexto o nación a través de la promulgación legal de los planes contables nacionales.


Concepto


            El concepto de principio contable tiene diferentes significados según la orientación o formación profesional de los contadores, así para los que ven a la Contabilidad como una Ciencia, el principio es un verdadero fundamento axiomático que no admite discusión y que sirve de base conceptual para derivar la explicación de muchos fenómenos relacionados con él.

            En cambio para los que tienen una orientación pragmática en su formación profesional, el concepto de principio se confunde con el concepto de norma, como una regla para hacer bien un trabajo, es decir, es una orientación artesanal de la Contabilidad.

            Los Principios generales rigen para la Estructura general contable, y se subdivide en:

  1. Principios referidos a la estructura estática contable
-          el principio de entidad
-          el principio de empresa en marcha
-          el principio de periodicidad
-          el principio de la estructura patrimonial
  1. Principios referidos a la estructura dinámica contable
-          el costo o valor histórico
-          realización
-          moneda común denominador
-          dualidad
-          exposición: revelación suficiente
-          importancia relevante o significación
-          consistencia
  1. Principios referidos a racionalidad contable
-          principio de neutralidad
-          principio de prudencia

Principios referidos a la estructura estática contable


1.   Principio de la entidad

Este principio establece el supuesto que una empresa o entidad contable está separada y es distinta de las personas que la formaron (los dueños). Esta entidad tiene vida propia y es sujeto de derechos y obligaciones.

2.   Principio de empresa en marcha

A menos que exista buena evidencia en contrario, en contabilidad se asume que el negocio continuará operando por un largo e indefinido tiempo en el futuro. Si contrastamos con otra alternativa veremos su importancia: un negocio a punto de ser liquidado. En caso de venta, la contabilidad trataría de medir lo que el negocio vale actualmente para el comprador. En cambio, si se supone que la empresa continuará sus operaciones indefinidamente, esa medición actual es innecesaria y de hecho no se lleva a cabo.

3.   Principio de periodicidad

Para medir el grado de éxito o fracaso de una gestión empresarial dentro de la entidad contable se hace necesario hacer cortes periódicos en el devenir de la empresa en marcha, este corte periódico permite conocer instantáneamente la situación económica y financiera de la empresa es decir la estructura estática.

4.   Principio de la estructura Patrimonial

Este principio indica que toda entidad contable posee un conjunto patrimonial con el cual busca alcanzar sus objetivos. Este conjunto patrimonial es el que da homogeneidad a los diferentes elementos patrimoniales.

Activo Corriente + A. No corriente = Pasivo corriente + Pasivo no corriente +
                                                                       Patrimonio neto


Principios referidos a la estructura dinámica contable


1.   Principio de la Dualidad o Partida Doble

Es el principio sobre el que descansa el método contable que controla la empresa. Se le enuncia de la siguiente forma:

“No hay deudor sin acreedor, ni acreedor sin deudor”

Gracias a este principio se registran los dos aspectos del hecho contable realizado por la entidad.

2.   Principio de realización

Este principio establece que los resultados económicos sólo se deben computar cuando sean realizados. Es decir, cuando se ha efectuado una transacción con otros entes económicos; cuando ha tenido lugar una transacción interna que no modifica la estructura de los recursos o sus fuentes; cuando han ocurrido eventos económicos externos a la empresa y cuyos efectos pueden cuantificarse razonablemente.

3.   Principio del valor Histórico o valuación al costo

Todo fenómeno contable debe registrarse en el momento en que sucedió, esto no significa desconocer que las cifras originales pueden ser ajustadas en el caso que ocurran eventos posteriores que les hacen perder su significado.
Los recursos adquiridos pero no consumidos se muestran en los registros contables, esencialmente no a su valor actual de mercado, sino a su valor de costo. El valor actual de esos recursos no es significativo si se asume que no se van a vender, sino que se usarán para crear más ingresos en el futuro.
Existen razones poderosas para aceptar la base del costo como principio de valuación. En primer lugar, si de acuerdo con asumir la continuidad del negocio, éste no ésta en la situación de ser vendido, no tiene objeto valuar sus activos como si fuera la realidad.
La segunda razón para valorizar los activos a su precio de compra consiste en que ésta es una base más segura y definida que el intento de estimar valores actuales del mercado. Y finalmente, si se basara en el valor de mercado para llevar sus cuentas, el contador estaría obligado a llevar también razón de los movimientos de los precios de mercado, lo que agregaría más complicaciones a su tarea.

4.   Principio de Unidad Monetaria

Este principio establece que la medición de los hechos contables se hace en una unidad monetaria la cual convierte a todos los  elementos patrimoniales heterogéneos en homogéneos, es decir, es un común denominador de medición contable, y es la base para la elaboración de los estados financieros.

5.   Principio de Consistencia

Este principio se refiere a la Uniformidad Metodológica del tratamiento contable, reconociendo que diferentes métodos pueden ser usados bajo variadas circunstancias. Algunas guías de standares son necesarias para asegurar un alto grado de comparabilidad de los EEFF periódicos de una empresa.
Si los principios son aplicados inconsistentemente, los resultados quedan perturbados y perdería efectividad la información contable para la toma de decisiones de la administración.

6.   Principio de revelación suficiente

Este principio se relaciona con la objetividad contable y establece que la información contable presentada en los estados contables deben contener en forma clara y comprensiva todo lo necesario para juzgar resultados de las operaciones y la situación financiera de la empresa.

7.   Principio de Importancia relativa o significación

La información contable es relevante cuando expresa modificaciones y cambios patrimoniales que inciden en la naturaleza de la estructura patrimonial. La medida de un rubro y su naturaleza deben ser consideradas en relación a la medida y naturaleza de los otros rubros, utilizando un mismo lenguaje.
El contador pasa por alto una gran cantidad de hechos de poca importancia, que el trabajo de registrarlos no justifica el valor de las ventajas que se obtuviesen. Ejemplo el consumo de los lápices.

Criterios de racionalidad contable

1.   Principio de Neutralidad

Este principio expresa que la información contable debe elaborarse libre de influencias en los resultados de las operaciones de la empresa.

2.   Principio de Prudencia

Busca el equilibrio en el criterio de reconocer la renta, estableciendo como guía contabilizar todas las pérdidas cuando se conocen, las ganancias sólo cuando se hayan realizado. Antes se conocía como el de conservador.



1 comentario:

  1. buenos dias!! como podria desarrollar la sgt operacion? vende mercaderias a s/. 2000,con una ganacia de s/. 1000(50% al contado)... gracias de antemano

    ResponderEliminar